«Entró dando un portazo, miró fijamente a la clase, sacó un cuchillo y empezó a hacer daño»

El alumno de 17 años que ha causado heridas leves con un cuchillo a cinco compañeros de clase en un instituto de Villena (Alicante) fue reducido por uno de ellos, de la misma edad y que normalmente se sienta a su lado, quien desconoce el porqué de la actitud violenta.
Este compañero, Alejandro Vinader Cerdá, ha sido uno de los cinco heridos, con una pequeña incisión en el abdomen y un corte en el mentón, y, como los demás, al poco tiempo ha recibido el alta médica.

Al regresar al instituto Las Fuentes, este joven ha explicado a los periodistas que no ve un detonante claro de las agresiones y lo único que ha destacado es que algunos compañeros le decían al menor detenido que sacaba buenas notas y que solía vestir bien.

“Qué notas tan altas sacas” o “vaya chaqueta ‘gordica’ que llevas” son algunos de los comentarios que algunos alumnos le hacían, según este compañero, quien no cree que el arrestado sufriera ningún tipo de ‘bullying’.

Ha relatado que minutos después de las 9 horas, cuando comenzaba la clase de Geografía e Historia, el agresor entró en el aula “dando un portazo”.

“Miró a la clase fijamente, sacó un cuchillo y empezó a armar el alboroto” mientras que “solamente gritaba intentando hacer daño”, ha recordado.

Él aprovechó que en un momento dado “miraba para otro lado” para derribarle, y “al tirarle al suelo se ha tranquilizado y le ha preguntado ‘¿qué estás haciendo?”, ha continuado este compañero, quien ha insistido en que desconoce qué ha podido motivar el comportamiento.

Ha dicho que no eran demasiado amigos aunque solían hablar en clase y que tenía un carácter “cerrado”.”Por eso sacaba tan buenas notas porque dedicaba mucho tiempo a sus estudios en su casa”, ha indicado.

El suceso ha provocado una honda conmoción entre los alumnos y padres del instituto, muchos de los cuales se han llevado a sus hijos a casa.

Una joven de 16 años ha relatado a Efe que el agresor es un estudiante “de sobresaliente” y que había otros menores que le llamaban despectivamente “empollón”.

También ha comentado que en su clase, de otro curso, se enteraron inmediatamente de lo ocurrido por los intensos gritos que llegaban del aula donde se produjo la agresión, y ha recalcado que en esos instantes hubo “muchos nervios”.
Posteriormente, han recibido atención psicológica y los profesores han reiterado a los alumnos que “el agresor ya no puede hacer daño” y que “ya no pasará nada”.

Por su parte, la concejal de Seguridad Ciudadana de Villena, Esther Esquembre, ha calificado de acción “puntual” lo ocurrido y ha señalado que se ha actuado desde el primer momento para atender “el estado de ansiedad de los chavales”, con psicólogos y personal de Cruz Roja.

Además, desde el instituto se han puesto en contacto con los padres para explicar la situación y les han pedido que durante el fin de semana “tranquilicen” a sus hijos y sigan con la normalidad.

Esquembre se ha felicitado de que solo haya habido heridos leves, y ha comentado que a una de las agredidas le ha ayudado a minimizar la gravedad de las heridas el grosor de la ropa. (Fuente: Las Provincias)

Safor Press

Periódico Digital plural, libre y defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies