Hallan atada a un árbol a una joven que denunció por maltrato a su tío

La Guardia Civil investiga si la víctima fue secuestrada por un familiar marroquí al no aprobar su noviazgo con un chico español

 

 

Una posible venganza por una denuncia de maltrato podría estar detrás del extraño secuestro de una joven marroquí en Catarroja. La víctima fue auxiliada por la Policía Local tras ser encontrada el domingo por la tarde semiinconsciente y maniatada al tronco de un pino junto al cementerio de la localidad.

 

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió sobre las 20 horas una llamada telefónica de una persona que alertaba de una agresión a una chica, que estaba atada a un árbol y tenía un pañuelo en la boca, en las afueras de Catarroja. El operador del 112 movilizó de inmediato a la Guardia Civil y la Policía Local para que auxiliaran a la víctima. Dos policías fueron los primeros que llegaron al lugar indicado por el ciudadano que dio la voz de alarma en la avenida de Murcia.

 

Los agentes desataron a la joven y pidieron una ambulancia. La chica estaba semiinconsciente y llevaba en la boca un pañuelo, según informó la Cadena SER. Parecía como si la hubiesen adormecido con alguna droga o cloroformo. Un equipo médico del SAMU se desplazó también al lugar para asistir a la víctima y luego la trasladó al Hospital La Fe. Mientras la joven era atendida por los sanitarios, la Guardia Civil se hacía cargo de las investigaciones para detener al autor del secuestro.

 

La propia chica manifestó a los agentes que había sido atada al árbol por su tío después de que ella lo denunciara por haberle pegado. El presunto agresor, un musulmán radical, se oponía a que su sobrina mantuviese una relación sentimental con un joven español.

 
tes de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, este individuo ya ha sido identificado tras los datos precisos aportados por la víctima, que tiene una orden de protección con respecto a su tío. Así, el musulmán no podía acercarse a su sobrina y habría incumplido la orden de alejamiento que le impuso un juez si se confirma la autoría de la retención ilegal.

 

La joven fue atada y abandonada en una pequeña pinada frente a la mezquita del Centro Cultura Islámico La Paz de Catarroja, concretamente en la parte de nueva construcción en la avenida de Murcia. Los vecinos de Catarroja frecuentan esta zona al encontrarse junto a la denominada ‘ruta del colesterol’, un espacio donde los residentes pasean con sus perros. Algunos de las personas que utilizan las instalaciones de esparcimiento de mascotas denunciaron la falta de iluminación y lamentaron que las farolas «estén apagadas».

 

Los comerciantes de la zona destacaron la buena convivencia con los musulmanes que rezan en el Centro Cultura Islámico La Paz de Catarroja. «Nunca hemos tenido ningún tipo de conflicto con ellos y se distinguen por la integración y la colaboración con el municipio», aseguró el propietario de una tienda. Un magrebí que se encontraba ayer por la tarde en la mezquita explicó que se enteró del suceso a través de las redes sociales. El musulmán afirmó desconocer si el tío de la joven agredida tiene algún tipo de relación con el centro islámico. (Fuente: Las Provincias)

Safor Press

Periódico Digital plural, libre y defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies