LOS FALSOS PREDICADORES EN LA POLÍTICA: EL PELIGRO INVOLUCIONISTA por César Jara

El pasado domingo día 1 de abril, hubo elecciones presidenciales en Costa Rica, un bello y pequeño país centroamericano, todo un ejemplo de democracia y de estado social en medio de una región caracterizada por justamente todo lo contrario secularmente.

 

La inmensa mayoría de los ticos le dio la espalda en las urnas a un falso predicador, pseudoevangelista, demagogo, populista, reaccionario y misógino, Fabricio Alvarado, que con una campaña millonaria y sin partido real que lo sustentara aspiraba a gobernar el país, con unas propuestas de cambios legales que habrían hecho retroceder los derechos civiles y la democracia costarricense a muchos años atrás.

 

Pero los falsos predicadores están por todas partes; también en España, estos más bien vestidos de obispos católicos con discursos igualmente reaccionarios, misóginos y machistas, cuando no claramante fascistas, nostálgicos del régimen de la dictadura de Franco.

 

En ambos casos, la homofobia, los ataques a todo cuanto significa igualdad de géneros o libertades sexuales son común denominador, entre otras “perlas” soltadas por esas bocas sucias que invocan a dioses para mantener sus privilegios de casta.

 

Me decía con gran acierto una amiga tica, pastora de una importante iglesia evangélica, que daba gracias a su dios por haber evitado el triunfo electoral de ese sujeto en Costa Rica, porque además de ser un reaccionario, era un falso predicador y que usaba burdamente la confusión entre confesionalismo, religión, iglesia y política.
Osea, lo mismo que en España muchos llevamos años denunciando respecto de la inmensa mayoría de la jerarquía católica….

 

Y en Gandia, mientras tanto, el abad de la colegiata local, un tal Saneugenio, soltando bobadas por la boca en plan fachoso, mientras a su lado la alcaldesa “socialista” le reía las gracias en las fotos de la semana santa; esta chica, con tal de figurar lo mismo le vale una procesión que un desfile fallero; en fin, muy de izquierdas ella…

 

Y seguimos, año tras año, en este largo tardofranquismo “pepero” viendo a los legionarios, guardias civiles y policías desfilando tal cual en actos confesionales católicos, incumpliendo principios básicos y elementales de un estado democrático, aconfesional europeo, como si sólo sirvieran a los ciudadanos que son de esa religión; el resto de ciudadanos de otras iglesias, agnósticos o ateos como yo, a aguantarnos con el espectáculo de la España “cañí” y a seguir pensando en lo íntimo aquello de…”señor, que largo se me está haciendo el franquismo, con estos falsos predicadores”.
Amén.

*César Jara es periodista y escritor.

 

N. de D.: Los contenidos de los columnistas son de su exclusiva responsabilidad.

Safor Press

Periódico Digital plural, libre y defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies