Netanyahu se comunicó con Macri, presidente de Argentina

Tras las manifestaciones de protesta en Barcelona, donde entrena la Selección local, y la posterior suspensión del partido entre los seleccionados de ambos países, que se iba a jugar en Jerusalén el próximo sábado, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, le pidió al presidente argentino que interceda ante la AFA.

 

 

 

Todo parece indicar que a pesar de las presiones, la Selección argentina llegará al mundial de Rusia sin jugar contra Israel. El partido programado para el sábado 9, a una semana exacta del debut mundialista contra Islandia, fue suspendido luego de que los jugadores del plantel que dirige Jorge Sampaoli plantearon su incomodidad por jugar en Jerusalén tras las protestas de grupos pro-palestinos en el entrenamiento realizado hoy en Barcelona. Allí, los manifestantes protestaron con camisetas argentinas manchadas de sangre.

 

 

El partido estaba previsto que se disputaría en el estadio Teddy Kollek de Jerusalén, construido en un predio donde antes se erigía una aldea palestina. Siempre que la Selección jugó con Israel de visitante, una cábala en la previa de varios mundiales desde la victoria antes de México 86, lo hizo en Tel Aviv. Jugar en Jerusalén implicaba un gesto político en pleno escándalo por el traslado de la embajada norteamericana a la Ciudad Santa, venerada por los tres religiones monoteístas que conviven en Oriente Medio.

 

 

La decisión de Donald Trump de trasladar la embajada estadounidense, en un respaldo explícito a la política expansionista de Israel, hizo recrudecer la violencia en la región y agregó un condimento inesperado a la gira de la Selección previa al campeonato mundial.

 

 

El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, encabezó la protesta contra la decisión de la AFA y personalizó la campaña contra el amistoso ahora cancelado en la figura de Lionel Messi. “Messi cuenta con muchos millones aficionados en los países árabes y musulmanes “, había advertido el dirigente. Poco después, el propio Messi planteó su resquemor a jugar en Jerusalén.

 

 

Jorge Sampaoli, por su parte, también había mostrado su disconformidad por el partido, dado que viajar a Oriente Medio implicaba interrumpir las jornadas de entrenamiento en Barcelona. Cancelar el partido, con el plus de la presencia de Messi, implicará para la Selección la pérdida de dos millones de dólares. Ahora, el partido con Haití en la Bombonera quedará como el último choque antes de debutar en Rusia 2018. (Fuente: Página 12)

Safor Press

Periódico Digital plural, libre y defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies