Papá Noel no siempre fue rojo

25 DICIEMBRE, 2018
A Papá Noel no lo creó Coca-Cola. El refresco más popular del planeta salió al mercado el 9 mayo 1886 y la figura mitológica de Papá Noel ya era legendaria desde siglos antes, como tal o en sus variantes de Santa Claus o San Nicolás. Aunque es verdad que cada cual lo vestía y coloreaba a su manera y Coca-Cola llegó para poner orden.

 

 

Los anuncios navideños de Coca-Cola con Papá Noel tienen mucho que ver con que se haya atribuido la creación del personaje navideño a la compañía estadounidense. Y no. Coca-Cola no creó a Papá Noel, creó su Papa Noel, el Papa Noel de Coca-Cola, gordo con barba blanca y vestido de rojo y blanco, los colores corporativos. Primero serio y distante con los niños, y más campechano con los años, pero siempre ya el mismo señor orondo de rojo, que acabó convirtiéndose en la referencia del gremio.

También hay mucha gente que no sabe de la teoría que dice que Papá Noel va de rojo gracias a Coca-Cola. Y hay otros muchos que sí saben de esa relación, pero desconocen que no es cierta del todo. Coca-Cola fabricó el primer Papá Noel oficial de la compañía en 1920, obra del ilustrador Thomas Nastves, y lo incluyó en un anuncio publicado entonces en The Saturday Evening Post. En él, Papá Noel vestía su hoy clásica indumentaria roja y blanca, pues desde entonces su ropa y sus colores pasaron a ser referentes.

Pero antes de que ese año Coca-Cola decidiese hacer su primer anuncio con un Papá Noel, ya había representaciones de papás noeles de rojo, aunque abundaban los de verde, y también había de azul e incluso de marrón. Es más, si Pepsi, que nació en 1893, siete años después que Coca-Cola, hubiera vestido de azul a Santa Claus en su publicidad, igual habían cambiado las cosas. Pero no, lo dejó pasar y la Navidad es cosa de Coca-Cola. Pepsi hace años que evita poner en sus anuncios papás noeles y tira más de paisajes helados y árboles de Navidad con fondos azulados para felicitar estas fiestas.

Pepsi no vio campo en la Navidad, mientras que Coca-Cola la hizo suya encargando en 1931 al pintor Haddon Sundblom que convirtiera en más simpático y humano al Papá Noel de la firma, que ya llevaba once años con ellos. Y lo hizo. Lo actualizó para que fuera más entrañable basándose en San Nicolás y manteniéndolo de rojiblanco.

 

Fue entonces, el mismo año que en España se proclamaba la Segunda República, cuando comenzó a correr el bulo de que los colores rojo y blanco de Papá Noel se debían a los anuncios que la compañía de bebidas comenzó a lanzar ese año con su Santa Claus remodelado. Pero los creativos de Coca-Cola no fueron los primeros en representarlo con esos colores, lo hicieron muchos ilustradores antes.

 

Coincidiendo con la llegada del siglo XX, ya se había empezado a poner de moda que Santa Claus vistiese de rojo, cuando hasta entonces la interpretación había sido libre, aunque primando el color verde. Unas décadas después, esa campaña publicitaria masiva de Coca-Cola en 1931 fue una de las principales razones por las que Santa Claus terminó definitivamente vestido de rojo y blanco, los colores que mejor le iban a la compañía de refrescos. (Fuente: Luis M. García – Público)

 

 

Safor Press

Periódico Digital plural, libre y defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies