Un decálogo para resumir el machismo de 2018

Recogemos algunas de las declaraciones, entrevistas y momentos más machistas del año.

 

 

Se termina el año 2018 y los balances son claros. Las mujeres siguen siendo asesinadas y el machismo sigue imperando en todos los ámbitos de la sociedad. Aunque estos 365 días han servido para mostrar que el movimiento feminista está más vivo que nunca —en jornadas históricas como las de 8M o las manifestaciones masivas para protestar contra la sentencia de ‘La Manada’—, siguen quedando reminiscencias propios de otra época.

 

Por ello, porque aún queda mucho camino que recorrer, hemos seleccionado algunos de los momentos más machistas del año. Declaraciones anacrónicas, gestos bochornosos o imágenes de acoso, son algunos de los ejemplos que recogemos a continuación.

 

El demonio es feminista
A las puertas de un nuevo 8 de marzo, el obispo de San Sebastián no quiso perder la ocasión para lanzar una nueva cruzada. En esta oportunidad, José Ignacio Munilla advirtió a sus fieles sobre la necesidad de salir en defensa de “un auténtico feminismo”. ¿Qué significa eso concretamente? A criterio de este religioso, se trata de apostar y promover desde la Iglesia “un feminismo femenino, no un feminismo de género destructivo de la propia mujer”.

 

Así, en su programa en la emisora religiosa Radio María, Munilla dejó claro que a la Iglesia no le gusta el feminismo, asegurando que “el demonio” está de parte del movimiento.

 

Melendi: “Lucho para que la mujer sea igual que el hombre, no por el feminismo”
Este año no ha faltadado la clásica declaración que equipara la lucha feminista con el machismo. Fue el cantante Melendi quién, en una entrevista con El Comercio, arguyó que no lucha “por el feminismo”, sino “para que la mujer sea igual que el hombre”. “No me gustan las polaridades”, añadía el músico.

 

Hablar de cine y “no marear con otros temas”
La gala de los Goya de 2018 pasó a la historia como una de las más reivindicativas con el feminismo y con la igualdad de salarios y oportunidades en el mundo del cine. Sin embargo, también hubo momentos de bochorno. “Me gustaría que se hablase más de cine y no marear con otros temas”, respondía a los periodistas el humorista y actor Arturo Valls en el paseo por la alfombra roja.

 

Valls, lejos de matizar sus palabras, volvió a avivar el fuego de la polémica en una entrevista para la Cadena Ser posterior a la gala. El presentador del programa Ahora Caigo aseguró estar a favor de la causa feminista, pero lanzó una pregunta que causó cierto revuelo en las redes sociales: “¿Hay que premiar a una mujer que ha hecho una peli peor solo por paridad?”. Además, afirmó que “las mujeres no tienen ninguna traba en la industria”, y que si son menos es porque “simplemente, hay menos mujeres que quieren dedicarse al cine, y por eso estadísticamente salen menos”.

 

¿Una pastilla de hockey para una niña?
El jugador de hockey, Brett Connolly, protagonizó un gesto viral en el mes de abril. Durante el calentamiento del partido de su equipo, Washington Capitals, contra los Blue Jackets, el jugador quiso regalar una pastilla de hockey a una joven aficionada que se encontraba en la primera fila del pabellón. Sin embargo, el cruel gesto de un adulto del público dejó un momento que para muchos tuiteros resume el machismo reinante en el mundo del deporte.

Connolly observó a la aficionada golpear el cristal y quiso recompensar el apoyo a su equipo. Lanzó el puck por detrás del cristal, pero sorprendentemente el adulto que se encontraba más cerca de la joven decidió darle la pastilla a un niño, en vez de ella. La historia volvió a repetirse: el jugador arrojó otra pastilla, y el mismo adulto reitiró su comportamiento. Otro niño fue el agraciado. Tuvo que hacer un tercer lanzamiento para que el objeto llegase finalmente a su destinatario.

Acoso a las reporteras del Mundial de Rusia
La reportera de Mediaset María Gómez, encargada de cubrir los partidos de la Selección Española durante el Mundial de Rusia, tuvo que sufrir el acoso de aficionados borrachos que se acercaban a manosearla y molestarla mientras hacía su trabajo. Algo que muchas otras compañeras de profesión vivieron durante la misma competición.

Gómez lanzó un mensaje en directo durante una de las conexiones para un programa deportivo en el que denunció el calvario que tienen que soportar cada vez que se ponen delante de una cámara. “Cada vez nos llegan más noticias de reporteras, entre las que me incluyo yo misma y mi compañera Cristina García, que mientras están trabajando los días de partido en la calle tienen que lidiar con aficionados maleducados. No quiero decir listos, porque son lo contrario, más bien. Gente con copas de más o ni siquiera eso, que de pronto se lanzan sobre nosotras, intentan darte un beso o te molestan mientras estás trabajando”.

 

El análisis machista del “guardarropa de las ministras”
La moción de censura a Mariano Rajoy trajo consigo un nuevo Gobierno que fue celebrado en la mayor parte del mundo por ser el Ejecutivo con más mujeres del planeta. Sin embargo, la prensa española más rancia aprovechó la coyuntura para sacar a la luz el machismo de sus líneas editoriales. El más polémico de todos fue el especial del ABC llamado “El guardarropa de las ministras de Sánchez”.

En el subtitulo del artículo, “análisis de los aciertos y errores –a subsanar–de los estilismos de las recién estrenadas dueñas de las carteras ministeriales”. De esta forma, el periódico se atrincheró en una postura machista para describir el vestuario de las ministras, llegando, incluso, a ofrecer consejos para mejorar el atuendo de cara al público.

 

Ataques a la ministra Calvo por su “canalillo”
Tras la visita de la Carmen Calvo al Vaticano, los medios más conservadores volvieron a sacar a relucir su machismo con artículos y comentarios arcaicos que cargaban contra la vestimenta de la ministra. Los titulares, anclados en otra época, pusieron sus focos en un detalle que para cualquier persona normal no sería noticiable: “el canalillo” de la política socialista.

“La pobre creía que se puede ir al Vaticano a enseñar el canalillo, y ese canalillo, a un cardenal con más conchas que un galápago conchudo”, comentaba el tertuliano Sergio González en el programa de Carlos Herrera de la Cadena COPE, la emisora de la Iglesia. El Mundo, por su parte, tuiteó una columna escrita por el propio González con un entrecomillado tan ofensivo como machista: “Carmen Calvo se entrevistó con Parolin luciendo canalillo y encajes”.

 

“Yo de dinero no hablo, y menos con una mujer”
El presidente del Atlético de Madrid fue protagonista hace escasas semanas por unos comentarios machistas que reflejan lo alejado de la realidad social que en algunas ocasiones puede estar el mundo del fútbol. Tras ser preguntado por el presupuesto que tiene el club para renovar el contrato de Godín, Enrique Cerezo contestó a la periodista que no hablaba de dinero, ” y menos con una mujer”. Una respuesta que causó un gran revuelo en las redes sociales y en los ámbitos periodísticos.

Sin embargo, el directivo rojiblanco no pidió perdón por sus palabras, más bien lo contrario. Tanto es así, que en declaraciones a periodistas culpó a la propia reportera de lo sucedido por haber preguntado algo que no debía. “Yo creo que a ninguna mujer con dos dedos de frente le puede parecer que lo que yo he dicho ha sido machista, al contrario, puede ser simpático, alegre y, sobre todo, por el bien de ellas. Porque de dinero hay que hablarlo con quien hay que hablarlo”, dijó.

 

Una pregunta machista para Bardem
“¿Cómo se siente al ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?”. Esta fue la pregunta que le plantearon a Javier Bardem en la presentación de la película Todos lo saben en la que trabaja junto a su pareja, Penélope Cruz. La contestación del actor levantó los aplausos del resto de periodistas y profesionales que estaban presentes: “La pregunta es de un mal gusto tremendo”.

Un balón de oro reducido a twerking
La futbolista Ada Hegerberg hizo historia este mes de diciembre, al convertirse en la primera mujer en ganar el Balón de Oro femenino. Durante el acto de entrega, el presentador de la gala, el DJ francés Martin Solveig, lanzó una pregunta fuera de lugar que no hizo a su homólogo másculino (Luka Modric). “Sabes hacer twerking (‘perrear’).

La cara de la jugadora del Olympique de Lyon lo dijo todo. Su alegría desapareció y dio la espalda al presentador, que reculó en su pregunta y le dijo que era una pequeña broma. Aunque el asunto quedó zanjado en el escenario las críticas no tardaron en salir a la palestra. (Fuente: Público)

Safor Press

Periódico Digital plural, libre y defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies