La Muixeranga de la Safor alza tres torres de cinco alturas en la IV Trobada de Castellón

Un centenar de miembros de la colla de la pinya morada acude al encuentro convocado por la Conlloga junto als castellers Xiquets de Reus

 

Nota de Prensa

La Muixeranga de la Safor participó el pasado 30 de marzo en la IV Trobada de la Conlloga Muixeranga de Castelló, organizada dentro del programa de fiestas de la Magdalena. Cerca de un centenar de miembros de la colla de la pinya morada se desplazaron hasta la ciudad, donde además de los anfitriones compartieron plaza con los castellers Xiquets de Reus.

El éxito de la Diada fue rotundo en la primera gran actuación de la temporada. Los de la Safor lograron alzar tres torres de cinco alturas, dos de ellas (“Canya” y “Trobada”) presentadas por primera vez en su historia y una tercera (un “Castell de 5 amb agulla”) que sólo habían logrado montar y desmontar en una ocasión.
Junto a ellos, los de Castellón y de Reus montaron igualmente figuras de considerable complejidad que emocionaron y levantaron los aplausos de las cerca de 2.000 personas que acudieron a la plaza a disfrutar del acto.

La Muixeranga de la Safor continúa esta misma semana sus ensayos con vistas ya a la siguiente gran actuación en Barcelona junto a los Castellers de la Sagrada Família, así como otras muchas exhibiciones en diferentes municipios de la comarca. El colectivo, que practica cada semana, mantiene abiertas las puertas de su local en la calle Sant Enric, 1, de Gandia para acoger a todas aquellas personas que deseen probar y practicar. “Cuanta más gente venga, más y mejores figuras podremos hacer, así que animamos a todas las personas a venir un día y probar. En Facebook informamos todas las semanas de las actividades que tenemos programadas”, explica la Cap de Colla, Marta Artés.

 

La ‘Alimara’
El montaje del Castell de 5 amb agulla tiene especial relevancia por varios motivos. En primer lugar, por la elevada complejidad y nivel técnico que requiere, con al menos 90 personas para realizarla con éxito. Además, el colectivo aprovechó la ocasión para rebautizar la figura con el nombre de ‘Alimara’, arabismo que significa ‘torre de madera’, las atalayas desde donde se realizan señales de fuego. Esa estructura de cinco alturas recuerda a aquellas construcciones y el pilar central simboliza la llama que alertaba del peligro.

Las alimaras jugaron un papel muy importante en la historia de la Safor. La fortaleza de Bairén fue el lugar desde donde se encendía esa antorcha en caso de peligro para avisar a todas las alquerías cercanas para que fueran a refugiarse al castillo. De ahí que la Muixeranga de la Safor haya querido rendir ese homenaje a la historia de la comarca.

Safor Press

Periódico Digital plural, libre. Defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies