El Botànic rectifica y mantiene la subvención de 600.000 euros para À Punt

13/12/2018 –
VALÈNCIA. Este mismo martes, los partidos que sustentan el Botànic –PSPV, Compromís y Podem- pactaron con Ciudadanos una enmienda transaccional a los Presupuestos de 2019 para quitarle a À Punt 600.000 euros de subvención directa que estaba previsto que la Agencia Valenciana de Turismo le concediera con el objetivo de que la nueva radiotelevisión valenciana realizara campañas de promoción turística de la Comunitat Valenciana a lo largo del próximo ejercicio.

 

 

El acuerdo alcanzado, no obstante, tardó apenas 12 horas en romperse porque la coalición valencianista que lidera Fran Ferri en Les Corts rectificó su posicionamiento. La diputada y portavoz adjunta, Mireia Mollà, advirtió antes del inicio de la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda que no apoyarían la enmienda consensuada, un texto al que el día anterior dieron el visto bueno y, de hecho, firmaron.

 

El cambio de criterio, no obstante, no fue arbitrario. Fuentes de la formación justifican que parte de la dirección del grupo parlamentario -Ferri y Mollà- se hallaba este martes en la ponencia sobre la reforma del Estatuto de Autonomía que se celebraba en el Congreso de los Diputados y se produjo un error de coordinación entre ellos y los diputados ‘delegados’ asistentes a la reunión del martes, que dieron su criterio favorable a este redactado por «desconocimiento».

 

La retirada de Compromís de este acuerdo causó un efecto dominó en sus socios parlamentarios. Socialistas y morados tomaron la misma decisión que el grupo de Ferri por dos motivos: el primero, porque con sus votos y los de Ciudadanos, la enmienda no saldría adelante porque no sumaban una mayoría suficiente para aprobarla -en total reunían 6 votos en una comisión formada por 15 parlamentarios- y, por lo tanto, escenificar la división resultaba vano.

 

El segundo, por «lealtad» a sus socios del Botànic, pues además de haber firmado un acuerdo presupuestario previo a la tramitación de las cuentas en el Parlamento valenciano, en la recta final de la negociaciones de estos Presupuestos han intentado que primara la tesis de primum non nocere -lo primero es no hacer daño- pretendida por el síndic del PSPV, Manolo Mata. A pesar de que el partido que lidera Antonio Estañ ha batallado mucho en algunas enmiendas -cambio de reparto de ayudas a sindicatos o el puerto de Dénia, por ejemplo-, al final los tres grupos han llegado a consensos para no escindirse en los temas más espinosos.

 

El texto
Con todo, el más molesto con este viraje fue Ciudadanos, que vio cambiada su enmienda original para llegar a un acuerdo con el Botànic y finalmente tuvo que retirar el texto al quedarse solo y presentar otro alternativo junto al PP. Populares y naranjas pidieron que 300.000 euros fueran destinados a fomentar el turismo senior y otra cantidad idéntica se dirigiera a incrementar el programa de responsabilidad turística para combatir la temporalidad del sector. Ninguna salió adelante.

 

La enmienda original del partido del que es portavoz Mari Carmen Sánchez restaba la subvención directa a À Punt para destinar esos 600.000 euros a combatir el intrusismo en el sector turístico. Aunque la modificación del objetivo podía seducir a Podem -pues uno de los fines de los morados el año pasado era aprobar la tasa turística para poder destinar lo recaudado a luchar contra el intrusismo en este sector, entre otras cosas-, tampoco les agradó que se pudiera otorgar una ayuda directa -a dedo- a una empresa concreta.

 

Así, les propusieron eliminar esta subvención directa a À Punt para dedicarlos a la promoción turística en todo el sector audiovisual. Finalmente, PSPV, Compromís, Ciudadanos y Podem resolvieron que 400.000 euros de esa subvención fuesen concedidos mediante concurrencia competitiva entre todo el sector audiovisual para que se acometan campañas de promoción turística de la Comunitat, y los otros 200.000 fuesen dirigidos a la lucha y sensibilización contra el intrusismo en el sector como pedía Cs.

 

El millón de À Punt, en el aire
Con este escenario, el ente que dirige Empar Marco mantendrá la subvención directa de 600.000 euros. No es seguro que suceda lo mismo con el millón de euros que PSPV y Compromís pidieron para aumentar los fondos de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) a 56 millones de euros.

 

La semana pasada Podem cedió su apoyo a la enmienda de socialistas y valencianistas a la Ley de Acompañamiento de 2019 que pedía establecer una moratoria de dos años para el gasto de personal del ente a cambio de que retiraran la enmienda del millón. Una propuesta que el PSPV estaba dispuesto a aceptar, ya que el texto presentado tenía un defecto de forma y aunque se aprobara, según los socialistas, no iba a poder ejecutarse esa partida.

 

De hecho, a última hora de la tarde de este miércoles el letrado de la Mesa de la comisión de Presupuestos inadmitió la tramitación de esta enmienda precisamente por este error técnico, motivo por el que los grupos no podrán votarla este jueves salvo que encuentren una vía alternativa para salvar su yerro.(Fuente: Valencia Plaza)

Safor Press

Periódico Digital plural, libre. Defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Un comentario sobre «El Botànic rectifica y mantiene la subvención de 600.000 euros para À Punt»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies