Un estudio alerta de la presencia de microplásticos en el 75% de los ríos y arroyos de España

Los microplásticos pueden bloquear el sistema digestivo y tener efectos en el tiroides y otras glándulas hormonales.

Un informe de la asociación Hombre y Territorio y de la Universidad de Sevilla alerta de la presencia de microplásticos en cerca del 75 % de los arroyos y ríos de la España peninsular.

Esta es una de las conclusiones del estudio en el que han analizado 140 áreas de importancia para la conservación de las aves y la biodiversidad en España, y en el que, además, de contaminantes en suelo, agua, sedimento y heces de carnívoros, se muestreó la presencia de microplásticos en agua.

¿Qué son los microplásticos?
Los microplásticos, por definición, serían aquellos elementos formados por uno o varios polímeros y menores de 5 milímetros. Estos, por tanto, llegan al medio con ese tamaño ya (los llamados microplásticos primarios) o por la disgregación de elementos mayores (los llamados secundarios).

Los efectos de la ingesta de microplásticos
«Existen distintos efectos sobre el ambiente y sus especies, entre ellos la ingesta por parte de distintos organismos de la red trófica, que en muchos casos se magnifican por la acumulación en determinadas especies de estatus elevado en la cadena: un organismo filtrador, de ciclo corto de vida, puede ingerir un número quizás pequeño de elementos, pero quien deprede a este y otros tantos aumenta considerablemente esta ingesta y acumulación. Y entre ellos estaríamos los humanos», ha explicado David León, de la Asociación Hombre y Territorio.

Aunque en muchos casos estos elementos atraviesan el tracto digestivo sin un aparente efecto, en otros casos pueden colapsar al individuo y bloquear su sistema digestivo o incluso ser absorbidos en la digestión, ha indicado David León.

En este sentido, ha señalado que retardantes de llama, bisfenoles, plastificantes, antimicrobianos, metales y otros añadidos, parecen tener relación con efectos en el tiroides y otras glándulas hormonales.

Entre otras causas o efectos relacionados con la presencia de microplásticos se encuentra el servir como refugio o vía de expansión de microorganismos, especies exóticas e invasoras, además del paisajístico o ambiental, a la escala correcta de su tamaño.

A raíz de este proyecto se ha desarrollado el ‘Protocolo de muestreo y análisis de microplásticos en ríos’ en el que se explica los distintos pasos que se deben seguir para poner en marcha una acción vinculada a este análisis, aplicando un nivel creciente de dificultad conforme se avanza, para generar una herramienta accesible y adaptable a distintos actores.

De hecho, el estudio apunta que cada vez se realizan más estudios sobre la ingesta de microplásticos y su relación con disfunciones endocrinas debido a los aditivos y componentes añadidos que llevaban y llevan muchos de los elementos plásticos de la vida diaria.

Esta investigación se ha desarrollado dentro de un convenio con el proyecto Libera de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, y en el que han participado el Servicio de Microanális y el Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad de Sevilla.

Fuente: Público

Safor Press

Periódico Digital plural, libre. Defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies