CRÍMENES CONOCIDOS EN MADRID: El asesinato de la calle de la Cabeza. por María Antonia Mantecón

En una casa de la calle de La Cabeza de Madrid, cercana a Tirso de Molina, vivía un sacerdote con un sirviente portugués que, cansado de ver cómo vivía el cura y el lujo del que se rodeaba, decidió robar todo el oro y objetos valiosos y huir.

Decidido a todo cortó la cabeza al sacerdote y desapareció. No dejó ninguna pista y el crimen nunca se esclareció.

Pasados los años se convirtió en un hombre acaudalado y, un buen día, decidió volver a Madrid. Lo hizo como un rico aristócrata y fue respetado por todos.

Un día, paseando por el Rastro se le antojó comprar una cabeza de carnero para la cena. La guardó debajo de su capa y echó a andar hacia su casa, sin darse cuenta de que iba dejando un pequeño reguero de sangre que llamó la atención de un vigilante. Éste le paró para preguntarle qué escondía bajo la capa.

Tranquilo, el portugués se avino a enseñarle la cabeza de carnero, pero, sorprendentemente, lo que sacó de su capa fue la cabeza del sacerdote asesinado.

Fue detenido y ahorcado.

 

María Antonia Mantecón

Safor Press

Periódico Digital plural, libre. Defensor de los derechos humanos y fundamentales. Director: Ricardo Sánchez

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies